Todo lo que hay que saber sobre los bonos de casino
Inicio Bonos por depósito Bonos de bienvenida Requisitos de apuesta

Guía para entender los bonos de casino
Una de las preguntas que se hacen todos los jugadores que se acercan por primera vez a jugar en un casino online es cómo funcionan los bonos de casino. En un casino tradicional, el funcionamiento de los bonos o las tiradas gratis que reciben los clientes es muy sencillo: cuando la dirección del casino quiere motivar a los nuevos clientes o recompensarles por su fidelidad, les entrega fichas gratuitas o tarjetas para utilizar en las tragamonedas. Los jugadores pueden utilizar estas fichas o tarjetas a su antojo para mejorar sus apuestas y tener más posibilidades de ganar en los juegos de mesa como la ruleta o el blackjack o en las tragaperras.
En un casino online como Bet365, el funcionamiento de estas bonificaciones es más complicado, ya que los bonos suelen estar ligados a unas condiciones que determinan lo que los jugadores pueden hacer y cómo deben gastarlos. También determinan bajo qué condiciones los jugadores podrán cobrar los premios que hayan conseguido utilizando esos bonos.
El funcionamiento de estos bonos es sencillo, pero es necesario familiarizarse con los términos y condiciones de los mismos antes de aceptarlos y ponerlos en juego para no encontrarse con sorpresas. Estos conceptos y condiciones que explicamos a continuación son los más comunes en la mayoría de los casinos online, como Bet365, aunque recomendamos leer con detenimiento los términos y condiciones particulares de cada casino.

Cómo funcionan los bonos por depósito
Los bonos por depósito son bonos en los que el casino regala a los jugadores un porcentaje del dinero que gastan cuando hacen un depósito. Pueden ser bonos del 10%, del 30% o hasta del 100%. Esto quiere decir, por ejemplo, que los jugadores que hagan un depósito de 100 € recibirán 10, 30 o hasta 100 € gratis para poder jugar y que se sumaran a la cantidad depositada:
- Con un bono por depósito del 10% y un ingreso de 100€, el jugador dispondrá de 110€ para jugar
- Con un bono por depósito del 30% y un ingreso de 100€, el jugador dispondrá de 130€ para jugar
- Con un bono por depósito del 100% y un ingreso de 100€, el jugador dispondrá de 200€ para jugar

¿Son distintos los bonos de bienvenida?
Normalmente las bonificaciones más generosas son las de los bonos de bienvenida, como el bono de bienvenida de Bet365, ya que es uno de los recursos más comunes utilizados por los casinos para atraer nuevos clientes. Buscando en la red, los jugadores pueden encontrar bonos de hasta el 100% del primer depósito que hagan en el casino. Para evitar abusos, un casino online puede prohibir que un jugador abra varias cuentas a su nombre para aprovechar varias veces estas ofertas tan generosas.

¿Cómo funcionan los términos y condiciones de los bonos por depósito?
Los términos y condiciones de los bonos por depósito varían de un casino a otro, por lo que es necesario estudiarlos con atención en cada uno de los casos. Los términos y condiciones suelen incluir requisitos de apuesta, prohibiciones para evitar que una persona pueda utilizar varios bonos o topes máximos para limitar el dinero que se puede conseguir.

¿Qué son los requisitos de apuesta?
Esta es una condición muy común en la mayoría de los bonos de casino y se refiere al número de veces que debe jugarse el dinero de un bono antes de poder cobrar el premio. A veces los requisitos de apuesta se presentan por su nombre en inglés como wagering requirements o requisitos de rollover (como por ejemplo en el caso del casino Bet365). Los requisitos de apuesta funcionan así: el jugador debe apostar la cantidad de la bonificación recibida tantas veces como lo indiquen estos requisitos antes de poder cobrar un premio. Por ejemplo, si un jugador recibe una bonificación de 100€ con unos requisitos de apuesta de 25 veces, deberá apostar en el casino un total de 2500 € antes de poder retirar cualquier cantidad que exista en su saldo de casino.



Saldo de cuenta, y saldo de bonificación
Para evitar que los jugadores se aprovechen de los bonos, la mayoría de los casinos dividen el saldo de los jugadores en dos cuentas separadas: saldo normal y saldo de bonificación. Esto quiere decir que el dinero depositado se acumula en una cuenta distinta del dinero recibido como regalo. Se considera que el saldo de bonificación pertenece todavía en parte al casino y está sujeto a términos y condiciones y requisitos de apuesta que es preciso cumplir antes de poder efectuar un retiro. Por ejemplo, si se ha recibido un bono del 50% con un depósito de 100€, la cuenta del jugador mostrará un total de 150€, pero el jugador no podrá retirar los fondos de su cuenta normal, hasta que no haya cumplido con los requisitos de apuesta del bono recibido.

Dinero real y dinero de práctica o de bonificación
Para establecer las distinciones entre el saldo normal y el saldo de bonificación, los casinos suelen referirse a dinero real y dinero de práctica o de bono. A la hora de participar en ofertas y cobrar los premios, es importante tener en cuenta las diferencias entre uno y otro, ya que solo suele tenerse en cuenta el dinero “real”, es decir, el que ha ingresado el jugador de su bolsillo y que no pertenece a la cuenta de bonificación.

Bonos de casino con tope máximo y mínimo
Salvo en casos excepcionales, la mayoría de los bonos por depósito de un casino online tienen topes máximos o mínimos. Esto quiere decir que para poder recibir un bono será necesario hacer un depósito mínimo por la cantidad que indique el casino y que esa cantidad no podrá superar el tope máximo indicado por el casino. Por ejemplo, en un bono por depósito del 50% con un depósito máximo de 50€ y un depósito máximo de 500€ la cantidad máxima de bonificación que podrá recibir el jugador es del 50% de 500€ o 250€. Aunque se deposite una cantidad mayor de 500€, el tope máximo del bono seguirá siendo el mismo. Además, en este ejemplo, solo podrán cobrar el bono los jugadores que hayan hecho un depósito de al menos 50€.

¿En qué juegos se puede gastar un bono de casino?
Esta es otra de las condiciones comunes de los bonos de casino: el tipo de juegos en que puede utilizarse la bonificación. Al igual que los casinos tradicionales entregan a sus jugadores fichas para gastar solo en la mesa del blackjack, de la ruleta o las tragaperras, la dirección de un casino puede decidir para qué juegos están disponibles los bonos que se entregan a los jugadores. En el caso de que los bonos puedan utilizarse en todos los juegos que ofrece el casino, los términos y condiciones del mismo suelen variar, especialmente en los que se refiere a rollover. En general, los bonos que se utilizan en juegos de mesa o juegos clásicos de casino de casino están sujetos a requisitos de apuesta mayores que los bonos utilizados para jugar a las tragaperras.



¿Cuántos bonos puede utilizar una persona?
Normalmente, la mayoría de las ofertas y promociones de un casino online están disponibles solo una vez por cada jugador. Puesto que muchos jugadores intentan aprovecharse de los bonos abriendo varias cuentas en el mismo casino, los sistemas antifraude y de seguridad de los mismos están preparados para detectar estos abusos y pueden negar el bono a cualquier jugador que intente aprovecharse varias veces de la misma oferta.

¿Cómo pueden cobrarse los premios conseguidos con un bono de casino?
Una vez cumplidos con los requisitos de apuesta u otras condiciones que establezca el casino, se considera que los premios recibidos pertenecen a los jugadores, y estos podrán retirarlos según las condiciones de retiro establecidas por el casino.

¿Son excesivos los requisitos de apuesta?
Estas condiciones, que parecen una exageración, no lo son tanto, ya que hay que tener en cuenta que, para empezar, se está jugando con el dinero que ha proporcionado gratis el casino. La mayoría de los casinos tienen porcentajes de pagos de entre el 93% y el 97% dependiendo de los juegos, así que si un jugador apuesta los 100 € del bono es fácil que se consiga más de 80 € en premios y muchas veces algo más. Si decidiera cobrar estos premios nada más apostar los 100 € del premio, el casino perdería dinero con todas sus bonificaciones. En general, los bonos son una oportunidad para que los jugadores pongan a prueba su suerte se familiaricen con los juegos de casino antes de gastarse su propio dinero. Como en todo lo relacionado con el juego, si el jugador tiene suerte y consigue un premio grande, puede pasar rápidamente los requisitos de apuesta o de rollover y llevarse una cantidad muy interesante.
Una vez que se comprenden estos conceptos, los bonos de casino son una buena oportunidad para disfrutar del juego y ganar premios con menos riesgo para el dinero propio. Como hemos dicho, es imprescindible estudiar antes los términos y condiciones específicos de cada bonificación antes de aceptarla para que no haya sorpresas. Aunque es posible rechazar un bono del casino, son pocos los jugadores expertos que así lo hacen puesto que saben que estos son una puerta a conseguir grandes premios.